septiembre 20, 2020

Notidia

Información Veraz y Oportuna

Barranquilla flexibiliza medidas, pero mantiene aislamiento preventivo: alcalde Jaime Pumarejo

En Barranquilla, la pandemia de COVID-19 mantiene una tendencia estable y positiva. Este es el resultado de la combinación de las medidas oficiales adoptadas para defender la vida, el compromiso de los ciudadanos y la responsabilidad de los empresarios.

Con esta mirada optimista, basada en los principales indicadores, el alcalde Jaime Pumarejo Heins, de común acuerdo con los ministerios de Salud y del Interior, anunció las nuevas medidas que regirán en Barranquilla, que incluyen la flexibilización de algunas disposiciones, manteniendo el aislamiento preventivo obligatorio en la ciudad.

“Ha sido una batalla dura. Siguen manteniéndose bajo control los índices de contagio, hospitalización y mortalidad después de haber alcanzado el pico que tanto nos angustió”, dijo el alcalde en una transmisión por plataformas digitales.

“Barranquilleros, poco a poco retornamos a la normalidad. Volvemos a soñar con la ciudad imparable, que no se amilana ante la adversidad. Soportados en el análisis técnico-científico de nuestros expertos, el respaldo de nuestras autoridades y el compromiso de nuestro equipo de gobierno; pero, por sobre todo, con el apoyo de nuestros aliados clave más importantes que son los barranquilleros, estamos saliendo adelante sin bajar la guardia”, reiteró el mandatario distrital.

El gerente de Crisis, Juan Manuel Alvarado, dijo que esta flexibilización de medidas se da como respuesta al comportamiento de los indicadores que Barranquilla ha venido reflejando. En la actualidad la ciudad presenta una tendencia a la baja en parámetros clave del virus, con cifras destacables como que el 78% de los casos se han recuperado, siendo cerca de 25.000 personas las que han superado el contagio.

Uno de los indicadores más relevantes, en el más reciente reporte, es la tasa de positividad la cual se ubica en un 13%, el valor más bajo en los últimos 100 días. Asimismo, se evidencia una mejora constante en la fecha de inicio de síntomas. Cada vez menos personas manifiestan haber iniciado síntomas de COVID en las últimas dos-tres semanas.

«Encontramos una reducción de las manchas de calor o puntos calientes de COVID en la ciudad, lo que demuestra que la situación está mejorando constantemente. Acompañando este indicador, que ha sido muy importante para nosotros, que es la revisión del número de muertes naturales en Barranquilla, encontramos que en la última semana el valor se ubicó en los valores históricos promedios», explicó Alvarado.

Se flexibiliza el pico y cédula

El pico y cédula pasa a una nueva fase. Se habilita un nuevo calendario con números pares e impares para las salidas que necesariamente tengan que hacer los ciudadanos. El lunes, fecha calendario par, podrán salir quienes porten las cédulas terminadas en 0, 2, 4, 6 y 8. El martes, fecha calendario impar, las terminadas en 1, 3, 5, 7 y 9. Y así sucesivamente, hasta el próximo 23 de agosto.

El primer pico y cédula en Barranquilla, luego de la primera cuarentena dispuesta por el Gobierno nacional, entró a regir el 1 de abril pasado, con un día para números pares y otro para los impares. Desde el 13 de abril, pasó a 3 dígitos diarios, el 7 de mayo cambió a 1 solo dígito y desde el 15 de mayo empezó a regir el calendario de 2 dígitos que se encontraba vigente hasta ahora.

Ley seca

La ley seca, que rige desde el 9 de mayo, con aplicación en distintos días y horarios, se mantendrá los fines de semana, de 6:00 de la tarde a 6:00 de la mañana, empezando los viernes y terminando domingo o lunes si es festivo.

Parques y malecón para actividad física individual

Luego de cuatro meses de permanecer cerrados al público, se reabren los parques y el Gran Malecón del Río, únicamente para la práctica de la actividad física individual durante los horarios establecidos para esta actividad. Se mantendrán restringidos los espacios de uso común, como las canchas y los juegos para niños.

Plan piloto gastronómico

El Distrito inició el proceso para el plan piloto del sector gastronómico de la ciudad, con los primeros 30 restaurantes que reabrirán sus puertas el próximo 20 de agosto, tras haber cumplido con todos los requisitos de bioseguridad, entre los que se destacan la configuración del espacio y la circulación del aire, además de la implementación de prácticas innovadoras que salvaguarden las medidas de autocuidado, tales como códigos QR, menús en línea, métodos de pago virtuales, entre otros.

Medidas de autocuidado

Se mantienen las medidas de autocuidado. La ciudad sigue en aislamiento preventivo obligatorio. El uso del tapaboca, no es opcional, no usarlo en público conlleva sanciones. Las empresas y oficinas públicas, en lo posible, deberán continuar con el teletrabajo. Y solo estará permitida la circulación de una persona por núcleo familiar para realizar las actividades esenciales.

Reapertura responsable

En su intervención por plataformas digitales, el alcalde se refirió a la reapertura económica. “La tasa de desempleo fue, en la última medición del Dane, la más baja del país de las ciudades principales. En buena parte ello se ha producido por las reaperturas graduales, seguras y responsables de las actividades económicas de la ciudad. Aun así, tenemos que seguir trabajando para reducir la tasa de desempleo y la informalidad. Más de 150.000  personas han dejado de trabajar durante esta pandemia y es nuestra prioridad salvar vidas pero también ayudar a esas familias, la mayoría vulnerables con generación de empleo”, afirmó.

El alcalde Pumarejo fue enfático en el cumplimiento de los protocolos en esta reapertura: “Hoy estamos cumpliendo dos semanas desde que decretamos la reactivación del comercio presencial en las primeras localidades de Barranquilla. Ahí hemos mantenido un control riguroso, para que se cumplan las medidas de bioseguridad y aforo que establecimos como condición. Quien cumpla, seguirá operando, quien no se verá obligado por las autoridades a cerrar. Esto no se negocia”.

Manifestó que el gobierno distrital está construyendo caminos para recuperar el empleo, siempre con la mirada  puesta en el objetivo máximo, que es preservar la salud, pero continuará en máxima alerta para que las aperturas que se están ordenando se den de manera gradual, responsable y segura.

En la transmisión, la presidenta de Acopi, Rosmery Quintero, intervino para señalar que “las mipymes están haciendo un gran esfuerzo. En producción y ventas hoy hay una gran mejoría. El flujo de caja, que es fundamental para nuestro funcionamiento, en el mes de abril el 60% tuvo una afectación mayor al 70% de sus ingresos. En el mes de junio solo el 23% de las mipymes mostraron una afectación, y hoy son menos las empresas que están despidiendo a sus empleados o están suspendiendo contratos”.

Acciones de protección

El alcalde Pumarejo hizo énfasis en las acciones encaminadas a proteger la salud de los ciudadanos, especialmente a los más vulnerables. “Estamos tamizando con el mayor número de pruebas por habitante que realiza una ciudad en Colombia. Mantenemos en la calle a las patrullas COVID, volvimos permanente la estrategia +60, estamos entregando 50.000 nuevas ayudas alimentarias que nos facilitó el Gobierno nacional, y seguimos atentos a los desarrollos de las vacunas que se estudian en el mundo, para ser de los primeros en tenerlas”, indicó.

El mandatario de los barranquilleros anunció que dentro de dos semanas se hará una nueva revisión de las tendencias, “ojalá explorando la factibilidad de nuevas aperturas y no de nuevos toques de queda o restricciones a la circulación porque los comportamientos y las cifras eventualmente volvieron a subir. No podemos perder lo que hemos logrado, ha costado mucho. Depende de todos que continuemos por la senda en que venimos”.

Pidió a todos los barranquilleros “que se cuiden y cuiden a los suyos. Hagan un uso responsable de la medida que hoy anunciamos. Y, por favor, no dejen de ponerse el tapaboca, lavarse las manos y mantener el distanciamiento físico. De nuestra parte, tengan la certeza de que no vamos a flexibilizar los controles ni a ceder en la tarea de practicar más pruebas, optimizar la atención del sistema de salud o arropar a la población más frágil y siempre con la verdad cuán dura sea. Sabemos que aún no es momento de cantar victoria. Mientras siga el virus en la calle, enfermando a nuestra gente, no habrá nada que celebrar. Ese instante llegará, se los aseguro. Y entonces recordaremos estos tiempos difíciles, como los que pusieron a prueba nuestra tenacidad. Aplacemos los festejos. La vida es, por ahora, la única fiesta en la que todos debemos estar”.

Por su parte, el subcomandante de la Policía Metropolitana, coronel Manuel Rojas Laverde, felicitó a los barranquilleros “por ese excelente comportamiento que en su gran mayoría han tenido con las medidas que ha dispuesto el Gobierno distrital”. Y pidió no bajar la guardia: “Ese gran esfuerzo que han hecho sus autoridades, ustedes mismos, como barranquilleros, no podemos botarlo por la borda. La Policía Metropolitana de Barranquilla seguirá trabajando de la mano con ustedes, con sus secretarías en pro de lograr que estos objetivos que se han trazado puedan llegar a buen curso, de tal forma que al final de esta tarea podamos dar un parte de victoria”.