febrero 26, 2021

Notidia

Información Veraz y Oportuna

Incautar en Barranquilla 6.184 kilos de cocaína

 
En las últimas horas, la Policía Nacional le asestó un nuevo golpe al crimen organizado al incautar en Barranquilla 6.184 kilos de cocaína que tenían como destino final el puerto de Algeciras (España).
La operación se efectuó el pasado sábado en la noche cuando efectivos de la Compañía Antinarcóticos de Control Portuario de Barranquilla efectuaron una rigurosa inspección en la zona de aforos de la Sociedad Portuaria.
Los policías descubrieron un contenedor, que contenía 20 pallets o cajas repletas de chatarra de hierro y acero prensado, con paquetes rectangulares, los cuales resultaron ser de clorhidrato de cocaína.
Mediante esta modalidad para camuflar la droga, los narcotraficantes le apostaron a que la Policía Antinarcóticos no se detendría a revisar una carga tan pesada. Sin embargo, con la utilización de maquinaria especializada y tras seis horas de arduo trabajo, los uniformados pusieron al descubierto el alijo.
“Esta droga pertenecía al ‘Clan del Golfo”, reveló el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas Echeverri, quien se trasladó a Barranquilla, en compañía del director general de la Policía Nacional, general Jorge Hernando Nieto Rojas, para dar a conocer a la opinión pública los detalles de la exitosa operación.

Según la investigación, ante los continuos golpes de la Policía Nacional, en desarrollo de la ‘Operación Agamenón’, los principales capos de esta organización criminal se encuentran enfrentados.

Su máximo cabecilla, Dairo Antonio Úsuga, ‘Otoniel’, acusa al segundo de la banda, Roberto Vargas Gutiérrez, ‘Gavilán’, de estar apropiándose de rutas y cargamentos de droga para su beneficio personal, tal como ocurrió en mayo del año pasado con el alijo de 9,3 toneladas de cocaína incautado por la Policía Nacional en ejecución de la ‘Operación Fátima’.

Por esta razón, ‘Otoniel’ le encomendó a uno de sus hombres de máxima confianza, Federico Úsuga, ‘El Mocho’, la misión de administrar la contabilidad de sus narcolaboratorios, pero el delincuente cayó en poder de la Policía Nacional el pasado 7 de marzo.

Con este nuevo golpe contra el crimen organizado, la Policía Nacional continúa trabajando ‘Por una Colombia Segura y en Paz.