Notidia

Información Veraz y Oportuna

Por Semana Santa, Gobernación acciona alerta amarilla en salud y controles a expendios de alimentos

Mediante la Resolución 1875 del 5 de abril de 2017, la Gobernación del Atlántico, a través de la Secretaría de Salud, decretó la alerta amarilla en la red hospitalaria y el sistema de vigilancia epidemiológica del Departamento con motivo de la Semana Santa.

El secretario de Salud del Atlántico, Armando De la Hoz Berdugo, explicó que el Plan de Contingencia de la alerta amarilla inició hoy viernes y se extenderá hasta las 6:00 horas del lunes 17 de abril.

“Esta medida permitirá atender las diferentes eventualidades que puedan llegar a presentarse durante la celebración de la Semana Mayor, en el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias Departamental (CRUED), brindaremos apoyo las 24 horas a los procesos de referencia y contra referencia de pacientes», sostuvo De la Hoz.

 Agregó que se está haciendo especial vigilancia en los expendios de alimentos, particularmente los que comercializan pescados y mariscos, sobre todo en los municipios de gran afluencia turística como los de la región costera y aquellos que ofrecen sitios de recreación y descanso.

 “Estamos atentos a cualquier eventualidad con los bañistas para evitar accidentes por inmersión o excesivo consumo de alcohol», indicó el Secretario de Salud del Atlántico.

 Las acciones de prevención y control están encaminadas a los lugares de alta concentración poblacional y peregrinación ya que en los diversos actos públicos, que se realizan durante la Semana Mayor, se consumen alimentos y bebidas que pueden poner en riesgo la salud al provocar intoxicaciones e infecciones si no son preparados con los adecuados parámetros sanitarios.

De la Hoz Berdugo señaló que desde comienzos de año se vienen realizando charlas y talleres dirigidos a la comunidad para que aprendan a identificar signos de riesgo al comprar o consumir derivados de la pesca que se encuentren alterados o contaminados.

«La colaboración de los expendedores de tiendas y graneros que venden alimentos conservados es esencial para el trabajo de control sanitario, ellos deben tener presente que los productos que ofrecen a la venta deben tener etiquetas con fechas de vencimiento, registro sanitario del país y procedencia», precisó el funcionario.

Hizo un llamado a la comunidad para que, antes de adquirir alimentos conservados o enlatados como mariscos, atunes o sardinas, verifique que los empaques no estén abollados, abiertos, perforados, oxidados, o abombados. 

CARACTERÍTICAS DEL PESCADO FRESCO

 Consistencia. El pescado fresco tiene sus carnes duras, es resistente a la presión y no conserva la impresión digital. Claro que al sacarlo del hielo también aparece duro y rígido, aun cuando no sea recién capturado; pero esa rigidez contrasta con los demás caracteres del pescado fresco (ojos, piel, branquias). El ano debe estar perfectamente cerrado; el vientre cilíndrico sin flacidez, blandura ni alteraciones. La piel debe ser limpia y no pegajosa; las escamas intactas y brillantes, reluciendo su brillo.

Coloración de la piel. Es variada pero siempre atrayente y brillante. El color plateado, los reflejos metálicos y la s irradiaciones son los primeros que se oscurecen y empañan al contacto prolongado con el aire y, por lo tanto, desaparecen  antes de que empiece la alteración.

Las escamas. Son brillantes y bien adheridas. Las aletas húmedas, generalmente intactas, se desprenden con dificultad aunque se tire de ellas con fuerza. 

Coloración de las branquias. Estas deben ser color rojo más o menos intenso, pero siempre brillantes. 

Aspecto del ojo. Debe mostrar viveza, claridad y brillo, llenando toda la órbita. La córnea debe ser clara, transparente y lustrosa. El iris rojizo amarillento y el cristalino transparente.

Olor. Es único, recuerda el mar, las plantas marinas, el salitre. Se percibe sin la menor molestia.8