Notidia

Información Veraz y Oportuna

CAEN 33.1 TONELADAS DE SUSTANCIAS QUIMICAS CONTROLADAS

 

LOS QUIMICOS ESTABAN ESCONDIDOS EN CAMIONES LISTOS PARA SER LLEVADAS HASTA LA ZONA DEL “CATATUMBO”

CON ESTA INCAUTACIÓN SE EVITÓ LA PRODUCCIÓN DE 60 TONELADAS DE COCAINA.

 

La Policía Nacional continua la estrategia contra la cadena criminal del narcotráfico, en las últimas horas, unidades especializadas de Policía Antinarcóticos llegan hasta un parqueadero ubicado en el sector Industrial vía 40, donde se encontraban aparcados dos vehículos de carga, uno de ellos una tracto mula tipo cisterna adecuada con unos compartimientos donde ocultaban gran cantidad de ácido sulfúrico. Así mismo un vehículo tipo furgón el cual tenía unos 500 litros con la misma sustancia controlada, en total se incautaron 4753 galones de ácido sulfúrico distribuidos en bidones y canecas plásticas de diferentes capacidades.

Las primeras investigaciones dejan ver que las organizaciones de narcotraficantes luego de adquirir los insumos los almacenan en estos parqueaderos. El responsable del traslado de los insumos espera la señal a través de mensaje de texto de otro miembro de la organización para iniciar el desplazamiento con toda seguridad y atravesar la ciudad sin ser detectados.

Estos vehículos eran esperados por la banda “Los pelusos” en los cristalizaderos al interior del país, los narcotraficantes adaptaron los camiones convirtiendo las cisternas en bodegas, con el fin de movilizar grandes cantidades de insumos hasta sus centros de producción, cabe resaltar el ácido sulfúrico es indispensable en el proceso de oxidación de la base de coca a clorhidrato de cocaína.

Las sustancias químicas controladas son comercializadas para usos industriales, en la fabricación de pinturas, detergentes, disolventes y otros. Los narcos, acopian varias compras de estos químicos en bodegas hasta tener una buena cantidad y así movilizarla hasta los laboratorios de producción de alcaloides.

Con esta cantidad de sustancias incautadas, se evitó la producción de 60 toneladas de cocaína, sumado a esto el impacto ambiental provocado, teniendo en cuenta que una vez utilizados los químicos son arrojados a las corrientes de agua ocasionando la destrucción de la fauna y flora del país.