Notidia

Información Veraz y Oportuna

Gobernación certifica a 300 mujeres como Facilitadoras y Constructoras de Paz

*Baranoa, Polonuevo, Usiacurí, Galapa, Suan, Campo de la Cruz, Palmar de Varela y Malambo cuentan con mujeres comprometidas y dispuestas a liderar procesos para construir tejido social.

Barraquilla, 26 de noviembre. Al culminar el primer y segundo nivel de formación, 300 mujeres del Atlántico obtuvieron su certificación como Facilitadoras y Constructoras de Paz, expedido por la Secretaría de la Mujer y Equidad de Género de la Gobernación.

El proyecto “Mujeres lideresas constructoras de paz territorial con enfoque diferencial” tiene como propósito incrementar capacidades políticas y competencias ciudadanas a mujeres para que promuevan, implementen y repliquen procesos locales de construcción de paz y reconciliación desde las familias y comunidades en el departamento.

En el Museo Atlántico se congregaron las entusiastas y alegres mujeres de los municipios de Baranoa, Polonuevo, Usiacurí, Galapa, Suan, Campo de la Cruz, Palmar de Varela y Malambo para recibir su certificado que las acredita a como facilitadoras y constructoras de paz en sus territorios.

La secretaria de la Mujer y Equidad de Género de la Administración Departamental, Zandra Vásquez, dijo que a partir de ahora este grupo de féminas inician un nuevo proyecto de vida.

“Desde la Gobernación del Atlántico queremos contribuir a reforzar las capacidades de las mujeres en su diversidad para que participen en escenarios de toma de decisión, sobre construcción de la paz territorial en los municipios del departamento”, dijo Vásquez.

Indicó, además, que el programa está direccionado a fomentar ambientes favorables en el manejo de la paz y resolución de conflictos en sus territorios que permita hacer del Atlántico un departamento de paz estable y duradera.

La funcionaria se mostró satisfecha con el proceso que se desarrolla en el Atlántico frente al tema de equidad de género con programas se caracterizan por ser incluyentes, en los que participan los distintos grupos poblacionales, hombres y mujeres que se benefician de manera integral de los proyectos.

En este grupo se beneficiaron mujeres líderes, bachilleres, profesionales, activistas de derechos humanos, representantes de acción comunal, víctimas del conflicto armado, representantes de trabajaos, con jóvenes, población LGTBI, afro descendentes e indígena, entre otros.

La puesta en marcha del proyecto estuvo a cargo de la Asociación Pro-desarrollo de Familias (Aprodefa) que dirige Audes Jiménez, quien manifestó que con este tipo de iniciativas se da cumplimiento al derecho de participación ciudadana y política de las mujeres.

“Buscamos que las mujeres del Atlántico hagan un aporte contundente en los procesos de construcción de paz territorial”, dijo Jiménez.