Notidia

Información Veraz y Oportuna

Gobernación suscribe acta de inicio de obras de PTAR de Malambo

La Gobernación del Atlántico suscribió el acta de inicio de obras de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) de Malambo, en la que serán invertidos $19.000 millones.

Una vez firmada, comenzaron los trabajos de desmonte del terreno en zona cercana a la ciénaga de Malambo, y la instalación del campamento del contratista.

El gobernador Eduardo Verano De la Rosa indicó que, según el cronograma, la ejecución de estas obras durará 18 meses, lo que significa que a mediados de 2019 estarán culminadas.

Con la implementación de este proyecto será solucionado definitivamente el problema ambiental de recolección y disposición final de las aguas residuales que actualmente se descargan a la ciénaga de Malambo y caños cercanos sin ningún tratamiento previo.

El mandatario explicó que serán beneficiados los 119.000 habitantes que tiene actualmente Malambo, con una proyección hacia futuro de 184.589 pobladores.

La secretaria de Agua Potable y Saneamiento Básico del Departamento, Loretta Jiménez, precisó que el proyecto está localizado en el sur del complejo lagunar que forma parte de la zona de amortiguamiento del río Magdalena, en jurisdicción de Malambo.

Explicó que con la PTAR se proveerá a la comunidad de un sistema adecuado para atender las exigencias sanitarias, ambientales y tecnológicas requeridas. “Actualmente, las aguas residuales vierten hacia la ciénaga, sin tratar, y con esta importante obra evitaremos que se sigan contaminando estos cuerpos de agua”, manifestó Jiménez.

La Gobernación del Atlántico gestionó la financiación de este proyecto ante el Gobierno Nacional y aportó recursos cercanos a los $2.000 millones para su ejecución.

La funcionaria explicó que la planta contempla un sistema de bombeo con capacidad para 351 litros por segundo y bajo este esquema se tendrán dos bombas de características idénticas, cada una de ellas seleccionada para el 50 % de la capacidad de descarga de la planta.

Así mismo, la capacidad del bombeo será suficiente para elevar las aguas residuales hasta la cota 10,50 que es el punto de llegada al tanque de carga en la planta, de tal forma que se pueda continuar hacia las otras unidades de tratamiento por gravedad y sin costos adicionales de energía.