septiembre 16, 2021

Notidia

Información Veraz y Oportuna

La competitividad depende de factores biológicos y de crianza, según investigación

Los hombres son más competitivos que las mujeres, los estadounidenses son más competitivos que los japoneses y quienes escogen carreras relacionadas con emprendimiento son más competitivos que aquellos que no.
Así lo asegura un estudio presentado el 16 de marzo, último día de la Cátedra Europa de Uninorte, por los profesores alemanes Werner Bönte y Diemo Urbig, quienes participaron en el ciclo de charlas Entrepreneurship – The Invisible Orange. Según la investigación, la exposición prenatal a la testosterona (PTE, por sus siglas en inglés) puede ser la responsable de esto.

El estudio, que busca demostrar la relación entre el PTE y el emprendimiento, incluyó encuestas a 26 mil personas de 36 países, donde se evidenció que el líquido prenatal y los factores culturales pueden determinar qué tan competitivos somos y por qué existen brechas importantes entre las carreras profesionales que los hombres y las mujeres escogen.

De acuerdo con los alemanes, durante el embarazo los hombres obtienen una mayor cantidad de testosterona, lo que se traduce en mayor proximidad a los ambientes competitivos.

“Lo que encontramos es que competitividad individual y la tendencia a los entornos competitivos puede estar relacionado con factores biológicos y la exposición al PTE; los resultados lo demuestran. Lo interesante es cómo esto está relacionado también con la elección de carreras y el impacto que tiene en las mujeres, quienes generalmente escogen carreras menos competitivas”, afirmó Bönte.

Este tipo de investigaciones que lleva realizando desde hace diez años han logrado demostrar en varios casos cómo las mujeres “son renuentes” a carreras competitivas o de emprendimiento, y la cultura también juega un factor importante. La manera cómo somos criados desde pequeños y los ambientes a los que somos expuestos “determinará si somos o no competitivos”.

Bönte puntualizó, por ejemplo, que los alemanes son menos competitivos que los irlandeses, pero que en ciertas regiones de su país esto puede cambiar debido al tipo de crianza que reciben los niños.

“En la encuesta que realizamos encontramos que hay una gran variación entre países, pero yo diría que hay mucha más variación dentro de cada uno”, dijo el experto, quien agregó que aún falta mucha más investigación con muestras mayores y de otros países.

El profesor advirtió que por el momento no existe suficiente información para sacar conclusiones al respecto de América Latina, pero que este tipo de investigaciones pueden propiciar más trabajos que demuestren la relación entre la biología y la competitividad en la región.

«Crowdfunding» para proyectos sociales

En el evento también tuvo lugar la charla Vub social: plataforma de emprendimiento, donde el profesor belga Nikolay Dentchev, de la Universidad de Bruselas, presentó su plataforma de financiación para proyectos sociales.