septiembre 28, 2021

Notidia

Información Veraz y Oportuna

Gerentes de hospitales deben estar a la altura de los atlanticenses: Lilia Manga

Durante sesión ordinaria de este jueves, los diputados del Atlántico expresaron su extrema
preocupación por la crisis del sector salud en el departamento, haciendo énfasis en el cronograma de citaciones que se
determinó para escuchar a los gerentes de los hospitales públicos, el cual no ha podido cumplirse por la falta de asistencia de
dichos funcionarios al recinto de la Duma.

El diputado Gersel Pérez, quien el pasado jueves efectuó un recorrido por los hospitales Niño Jesús de Barranquilla y Juan
Domínguez Romero de Soledad, se mostró muy preocupado por lo que pudo observar durante el mismo. Sobre esta última
institución, solicitó invitar al recinto de la Asamblea a la recién posesionada gerente del hospital, Claudia Jiménez Vizcaíno, en
reemplazo al doctor Libardo Berdugo, para que exponga ante los diputados sobre el estado en que recibe la entidad de salud.

“Indignados nos encontramos con la situación del Juan Domínguez Romero y por las excusas presentadas por su gerente. Ayer
el señor gobernador le aceptó la renuncia, pero evadió todo el tiempo la responsabilidad de entregar el informe a la Asamblea
departamental”, sostuvo Pérez, quien aprovechó para invitar a sus compañeros a dos nuevas visitas a hospitales el próximo
martes 17 de julio. Esta vez al hospital Cari de alta complejidad y al hospital de Sabanalarga.

El diputado Jorge Rangel respaldó la posición de su compañero y dijo rechazar la actitud de los funcionarios que han sido
citados a la Asamblea para rendir informes de gestión. Junto a él, el diputado Carlos Zambrano, quien calificó como
“catastrófico” el estado de la salud pública en el Atlántico, consideró como irrespetuosa la ausencia de los gerentes de
hospitales ante las citaciones de la Duma y sostuvo que el Gobernador Eduardo Verano ha debido ejercer un mayor control
con el tema. Zambrano reclamó la presencia del secretario de salud, Armando De la Hoz, ante la crisis hospitalaria.

Para la diputada y primera vicepresidente de la Asamblea, Margarita Balén, “es deber y obligación de los funcionarios públicos
venir a rendir informe. Queremos escucharlos con el ánimo de mirar si hay falencias, para buscar soluciones”. Por su parte, el
diputado Jorge Rosales sostuvo que la Asamblea se encuentra maniatada al no tener un informe claro sobre cómo se
invirtieron los recursos aprobados para los hospitales del Atlántico, y advirtió que esto podría repercutir en las asignaciones
futuras que se soliciten a la Corporación para sanear estas instituciones.
¡Con la salud no se juega!

Ratificando las garantías que a la Asamblea le corresponde otorgar a los atlanticenses, sobre el adecuado uso de los recursos
para el sector salud, la presidente de la Corporación, Lilia Manga Sierra, instó al gobernador del Atlántico, Eduardo Verano, a
analizar a fondo la situación de los hospitales departamentales, a fin de que estos operen de manera óptima y ello se traduzca
en mejores condiciones para los usuarios.

La diputada indicó que la Mesa Directiva de la Duma pedirá un estudio minucioso al contralor departamental, Carlos
Rodríguez, sobre la administración de recursos en todos los hospitales y remitir copia del mismo a la Procuraduría y Fiscalía, a
fin de que se lleve a cabo el respectivo control que, en algunos casos podría dar lugar a sanciones. “Con la salud no se juega.
La salud debe ser blindada y los gerentes deben estar a la altura de los habitantes de nuestro departamento”, afirmó.

Cari de alta complejidad
El diputado Sergio Barraza se mostró muy inquieto sobre la situación del hospital Cari de alta complejidad, y solicitó pedir un
informe a la gerente de dicha institución sobre el proceso y las contrataciones que se planean para salvarlo. El diputado
mencionó rumores que hablan sobre la privatización de los servicios del hospital. “Estamos muy preocupados porque se habla
de 5 empresarios de la salud del Distrito de Barranquilla, y es preocupante porque estamos vinculando a empresas privadas de
la salud. Queremos darle claridad a todos y cada uno de nuestros habitantes, que la Corporación esté atenta a esta
contratación y velar por que se beneficie el usuarios”, afirmó Barraza, manifestando su deseo de que el hospital Cari siga siendo
una institución pública al servicio de la comunidad atlanticense.
Asimismo, y cuestionándose sobre las garantías que tendría una posible alianza privada para el Cari y su correspondiente
bonificación, el diputado David Ashton dijo que “no podemos permitir que el Cari caiga en manos de privados sin que lo
sepamos. No es posible que nos hayamos enterado sobre esto a través de la prensa”.

Sobre el particular, el diputado Adalberto Llinás recordó que este proceso no puede dejar de pasar por la Asamblea, pues
existe una necesidad imperiosa de resultados y desde la Duma se han generado los espacios para encontrar soluciones a la
crisis de la salud. El diputado llamó especial atención sobre la necesidad de un plan de contingencia departamental, ante el
incremento de casos de Influenza A, causada por el virus H1N1, que ya ha generado muertes en el Magdalena.

De acuerdo al cronograma de citaciones a gerentes de hospitales del Atlántico, el próximo 24 de julio acudirá al recinto de la
Asamblea la gerente del hospital Cari de alta complejidad, Rocío Gamarra. El 26 de julio el turno será para María Inmaculada
Joya, directora del hospital departamental de Sabanalarga.