octubre 4, 2022

Notidia

Información Veraz y Oportuna

“Tenemos listos los proyectos que el Gobierno debe priorizar para transformar el campo”: Elsa Noguera

*De acuerdo con la Gobernadora del Atlántico, las obras del distrito de riego de Repelón, que desarrolla la Gobernación en convenio con la Agencia de Desarrollo Rural, están ejecutadas en sus fases 1 y 2, gracias a una inversión de 62 mil millones de pesos.

*Para ejecutar la fase 3 del proyecto, que permitiría llegar a la meta de 5 mil hectáreas sembradas, se requiere una inversión adicional de 10 mil millones de pesos.

*La administración departamental gestiona ante el Gobierno Nacional que se prioricen los proyectos que vienen transformando el campo en la región.

La Gobernación del Atlántico viene consolidando esfuerzos para garantizar que, con el acceso al agua suministrada por el distrito de riego, financiación, asistencia técnica y la puesta en marcha de un centro de transformación agrícola, los agricultores del sur del departamento puedan sacar adelante los proyectos productivos que están transformando el campo en el Atlántico.

Así lo aseguró la gobernadora, Elsa Noguera, al destacar que, con todos estos proyectos andando, el Atlántico está listo para la reforma agraria del nuevo Gobierno Nacional, cuyo apoyo permitiría que el alcance de estos programas agroindustriales pueda ser mayor.

“Desde hace dos años y medio, hemos estado trabajando en devolverle la esperanza a nuestros campesinos del Atlántico, garantizando cuatro elementos que se requieren para poder ver la prosperidad en el campo: agua continua 24 horas, siete días a la semana; el acceso a la financiación, la asistencia técnica y la puesta en marcha de un centro de transformación agrícola, a través de nuestra estrategia ‘El Campo a Toda Marcha’. Hoy ya tenemos concluidas las fases 1 y 2 del distrito de riego, con las que podemos llegar a 3.500 hectáreas sembradas, de un total de 5 mil hectáreas que nos propusimos como meta. Pero, para completar las 1.500 que hacen falta, se requiere una inversión de 10 mil millones de pesos para poder terminar la fase 3, que ya cuenta con viabilidad técnica”, explicó la mandataria.

Noguera agregó que, de esta forma, “tenemos listos los proyectos que el Gobierno debe priorizar para transformar el campo, mejorar la competitividad y la calidad de vida de los campesinos y sus familias”.

Asimismo, la Gobernadora resaltó que este renacer del campo ha sido posible gracias al convenio de coadministración con la Agencia de Desarrollo Rural, en el que la Gobernación asumió por tres años parte de la operación y la administración del distrito, así como también las obras de rehabilitación del mismo, con una inversión de 62 mil millones de pesos, para garantizar un servicio continuo de agua.

Las fases 1 y 2 han cubierto la intervención en el distrito para 3.500 hectáreas y hoy se encuentran habilitadas 12 casetas de bombeo, frente a ocho que operaban anteriormente. De igual forma, se ha mejorado el uso eficiente y ahorro del agua: anteriormente se perdían hasta 85 de cada 100 litros de agua. Estas medidas adoptadas le apuestan a la sostenibilidad del distrito, su autosuficiencia y, sobre todo, al medio ambiente con el uso responsable del recurso hídrico, tanto en la operación como en los cultivos que requieren menos agua.

De acuerdo con el secretario de Desarrollo Económico, Luis Humberto Martínez, una verdadera transformación agroindustrial solo es posible cuando se cuenta con el recurso hídrico de manera constante y eficiente. “Hoy vemos que es posible acompañar y brindar a los agricultores del departamento las condiciones necesarias para que sus proyectos productivos puedan salir adelante. Sin el agua, la financiación, la asistencia técnica permanente y la compra asegurada no sería posible brindarles la tranquilidad y bienestar que necesitan para seguir trabajando sus tierras y volverlas realmente productivas en el tiempo”, indicó Martínez.

Con el Incentivo a la Capitalización Rural del Atlántico (Icra), se ha podido facilitar el acceso a recursos a los pequeños productores a través del crédito y también minimizar el riesgo para el banco. La compra asegurada por parte del sector privado sirve de garantía para el otorgamiento del crédito. A la fecha, se han desembolsado créditos por valor de 10 mil millones de pesos y se cuenta con 545.2 hectáreas aprobadas.

En relación con la asistencia técnica y compra asegurada, se han realizado alianzas con el sector privado con grupos empresariales como Oleoflores y Bean & Co., que aportan su conocimiento a la producción de los agricultores y garantizan la comercialización de su producción por medio de la compra asegurada. A la fecha, se han vinculado 826 hectáreas de palma y se han sembrado 439; de igual forma, se han vinculado 511 hectáreas de limón y sembrado 194.

Todo este impulso que ha logrado el Atlántico hasta el momento representa importantes avances y requiere ahora la participación del Gobierno Nacional, para consolidar esta gran estrategia de transformación que se convertirá en una gran reforma agraria para el departamento.